Arbelas

Un sitio para despertar conciencias dormidas

La Espada de Damocles

Recogen esta leyenda varios autores clásicos, a nosotros nos ha llegado a través de Cicerón y de Horacio. Se dice en ella que Dionisio II, tirano de Siracusa, en el siglo IV antes de nuestra era, tenía un cortesano muy adulador, el tal Damocles. Damocles refería lo afortunado que era el rey por su poder y riqueza. Por un día Damocles ocupó el sitio del rey, también su trono , alrededor abundante comida y bellos jóvenes. Pero la “trampa” consistía en que encima del trono pendía una espada colgada solamente por un solo pelo de crin de caballo. El pobre Damocles tuvo que palidecer al percatarse de ello, y sus apetencias desaparecieron de golpe.

En nuestra época nosotros somos Damocles, nuestro deseo de riqueza hace que muchas veces no nos percatemos que en un abrir y cerrar de ojos todo puede desaparecer.

Hay muchas espadas de Damocles, pero una de ellas, sin duda, son las centrales nucleares. Desde que no escribo se ha producido otro incidente, el día 24 de agosto a las 8.45 hubo un fuego en el generador eléctrico en la central nuclear de Vandellós II.

Pero este no ha sido el primero , en agosto de 2004 se produjo una fuga de agua que provocó la parada del reactor. En marzo del 2005 se produjo otra fuga que hizo que la central se parara hasta el 12 de agosto de ese año, 5 meses, por tanto. En la escala de accidentes nivel 2 (escala de 1 al 7). En el mes de abril de este año, fuga de nivel 2.

Mes de julio de 2008 escape que dispara el detector de incendios, no llega a causar fuego.

La foto que ofrezco aquí me llamó mucho la atención. No me negaréis que la imagen al fondo de la playa, con la gente bañándose en el primer plano, es impactante.

octubre 18, 2008 Posted by | Ciencia, Ecología | , | Deja un comentario

Centrales Nucleares. No, Gracias

El problema energético es un problema de mercado. Las empresas quieren economizar costes, y pretenden “rebajar la factura de la luz”. Optimizar beneficios. El fondo es un problema de sistema socioeconómico. Por ejemplo, de pronto el carbón resulta que es rentable en Europa frente al petróleo que ha subido. ¡Incluso pagando por tasas de emisión!

El debate sobre las centrales nucleares vuelve una y otra vez. El 26 de abril se cumplió el 20 aniversario del accidente de chernobil de tan dramáticas consecuencias. Además es de todos conocidos la fuga en Ascó 1 de Noviembre de 2007, aquí en España, que por cierto, no es la primera. Me enteré estos dias de que los niños iban a visitar la Central, algunos políticos sin escrúpulos, docentes necios y sumisos y, por desgracia, padres mal informados, creen que una central nuclear es una parque de ciencia temático. Pero todo vale para propagar que son inocuas.

También es noticia que Gran Bretaña y Francia pretenden incrementar su parque nuclear. Algunos hablan de que eso hará que otros países sean dependientes y se rasgan las vestiduras sobre el atraso de España. Después de todo un accidente en Francia también afectaría a España, ¿Acaso no llegó la nube radioactiva procedente de Chernobil a las costas del levante Español? ¿Acaso no compramos electricidad a Francia generada en Centrales Nucleares? Todos estos argumentos son esgrimidos a favor de la construcción de centrales. Algunos incluso dicen que es EE UU y Rusia, unos con su petróleo y otros con su gas, los que impiden que aquí se construyan más centrales. En las próximas líneas me gustaría exponer que independientemente de la razón que pudiera haber detrás de estos argumentos hay razones más que sobradas para un rotundo no a la construcción de centrales nucleares.

Se habla de bienestar, de mantener los niveles de desarrollo que tenemos en la actualidad. Pero este razonamiento esconde que aparte de esquilmar el planeta, con un desprecio absoluto hacia los que menos tienen en estos momentos, seríamos tan insensibles y egoístas que no nos importaría hipotecar durante miles de años a los que nazcan a partir de ahora. Después de todo esto mismo sirve para arrasar costas con urbanización feroz o acabar con los bosques y mares. Ya lo arreglarán, y si no lo arreglan, da igual, yo ya estaré muerto.

Vamos ahora a los argumentos en contra:

1.- Materia prima agotable, Uranio-235 , lo que implica que lo rentable que pueda ser su obtención , con el tiempo en la medida que se agote y los costes se disparen habrá que buscar a otras formas de energía. ¿Por qué no empezar desde ya? Así y todo la extracción de uranio supone emisión de C02 a la atmósfera…

2.- La más conocida y evidente, la posibilidad de accidentes, Chernobil en la actual Ucrania, pero que afecta directamente a la propia Ucrania, Rusia y Bielorusia. Menos conocido el accidente de la central de Harrisburg en EEUU.

3.- Efectos sobre la población , estudios sobre la existencia de Estroncio 90 en los dientes de bebé se han realizado en Florida , centrales de Turkey Point y St. Lucie. El Estroncio 90, el Cesio 137 y el Yodo 131 son emitidos durante el funcionamiento normal del reactor.

4.- Calentamiento de las aguas de ríos, pantanos, lagos, producto del proceso, incremento de las algas.

5.- Posibilidad de escapes, que dado que no causan víctimas directas son silenciados a la opinión pública (Ascó 1).

6.- Residuos atómicos, producto de los procesos. Con la consiguiente creación de cementerios Nucleares. En España , el Cabril en Córdoba. Hay un proyecto de construcción de nuevos cementerios en Francia. Un comentario sobre este tema, la vida media de estos cementerios ronda los 300 años, mientras que los residuos que guardan a veces superan los miles de años. De nuevo la hipoteca sobre las generaciones venideras.

Los enlaces de este artículo llevan a páginas webs relacionadas donde se pueden ampliar la información.

mayo 1, 2008 Posted by | Ciencia, Ecología | , | 2 comentarios