Arbelas

Un sitio para despertar conciencias dormidas

Torrefacto

Siempre he tenido la idea de que el peor café del mundo se bebía en Estados Unidos. Esas “melittas”, nombre de marca que aquí reciben las cafeteras de filtro, que aparecen en todas las películas. Da igual que sea en un bar de carretera , en una ciudad, en el centro de trabajo o en la casa de los protagonistas. Para colmo el café no es recien hecho, lo recalientan una y otra vez. Lo he visto, al igual que vosotros, miles de veces. Pero con este artículo ya en mente estaba viendo otra vez: ¿conoces a Joe Black? El pésimo remake de La muerte en vacaciones. En una de las escenas iniciales Brat Pitt, que acaba de conocer a la protagonista en una cafetería, insiste en que quiere invitar a la chica a otro café, ¡qué escena tan romántica! Toma la “melitta” y le sirve café. Por supuesto ese “maravilloso” café es recalentado.cafe

En España tenemos el hábito de tomar torrefacto, aproximadamente el 50% del consumo lo es. Aunque tenemos que distinguir entre natural, torrefacto, mezcla y descafeinado. Ese 50 % incluiría torrefacto y mezcla, siendo la mezcla de natural y torrefacto.

Pero, ¿qué es el torrefacto? El torrefacto del café es un proceso según el cual después de echar un 15% de azúcar respecto al total de la mezcla, y de calentarla a unos 200º , ésta se carameliza alrededor del grano. Lo que se consigue es dar un aspecto más oscuro al café, enmascarar el sabor y conservar el grano. Cosas muy útiles todas cuando el café es malo o es achicoria y cuando hay muchas probabilidades de que el grano se deteriore si los medios de conservación son precarios.

Esto fue una realidad a comienzos del siglo XX. El café torrefacto se introduce en España a principios de siglo XX de la mano de José Gómez Tejedor y de su compañía Cafés “La Estrella”. Este café era tomado por los mineros mexicanos y Gómez tejedor decidió añadirlo a los que ya comercializaba. Pero cuando se difunde realmente es durante la guerra civil española. Como ya dijimos arriba para disimular la achicoria y el sabor malo del café de entonces. Lo paradójico es que esta costumbre ha continuado hasta hoy día.

La ingesta de azúcar que necesita el torrefacto es superior al natural, la explicación es obvia. De un lado tenemos el azúcar quemada durante el proceso de torrefacción y, de otro, el azucar que hay que añadirle para superar el amargor añadido. Algo nada conveniente para los diabéticos, por ejemplo. El color negruzco, que nada tiene que ver con el color natural del café, hace que nos de la impresión de que tomemos un café con más cuerpo. Lo curioso es que en los únicos paises en que se consume actualmente torrefacto en Europa son España y Portugal. En la red se dice que el torrefacto está prohibido en algunos paises europeos, tengo que confirmar este dato, lo que es , cuanto menos, preocupante. También comentar que hay un estudio difundido por la prensa Española del año 2008, realizado por Isabel López Galilea, donde se habla de sus propiedades antioxidantes. De todas formas entra en contradicción claramente con la cuestión de lo perjudicial del tueste del azúcar asi como la ingesta extra de éste mismo producto. Por no hablar de los efectos que produce en el estómago.

Supongo que hay algo peor que tomar café recalentado de “melitta”, café recalentado de “melita” torrefacto.

abril 18, 2014 Posted by | Salud | , , | 7 comentarios