Arbelas

Un sitio para despertar conciencias dormidas

Sobre ateismo

“La miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real y por la otra la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de una criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, así como el espíritu de una situación carente de espíritu. La religión es el opio del pueblo. La abolición de la religión en cuanto dicha ilusoria del pueblo, es necesaria para su dicha real”.

Karl Marx

Anuncios

4 comentarios »

  1. mmm
    Sip en cierta forma Marxs tenia razon sobre la religion, en otras palabras con un salario miserable, lo unico que podias pensar era que al final de tu vida un ser todopoderoso te dara el cielo como recompensa de todo tu esfuerzo.
    Ahora el ateismo es una forma de despertarte tarde los domingos y no ir a la iglesia jeje.,
    Hay varias frases de las cuales si mal no me acuerdo podre citar que ” No es dureza de corazón o pasiones malignas lo que conduce a ciertos individuos al ateísmo, sino más bien una escrupulosa honestidad intelectual”
    y quisiera terminar con otra frase atea de el folosofo Epicuro
    Epicuro
    “¿Dios está dispuesto a prevenir la maldad pero no puede? Entonces no es omnipotente. ¿No está dispuesto a prevenir la maldad, aunque podría hacerlo? Entonces es perverso. ¿Está dispuesto a prevenirla y además puede hacerlo? Si es así, ¿por qué hay maldad en el mundo? ¿No será que no está dispuesto a prevenirla ni tampoco puede hacerlo? Entonces, ¿para qué lo llamamos Dios?”
    “¿Dioses? Tal vez los haya. Ni lo afirmo ni lo niego, porque no lo se ni tengo medios para saberlo. Pero sé, porque esto me lo enseña diariamente la vida, que si existen ni se ocupan ni se preocupan de nosotros”

    Comentario por missigno | enero 3, 2010 | Responder

    • Un padre está enseñando a su hijo a caminar. Con sus manos en su costado se asegura que no se caiga mientras con pasos dudosos el niño avanza. Pero eso no dudará para siepre, llegará un momento en que deberá soltarlo, aunque podría caerse y golpearse. Y eso es lo que ocurre eventualmente. El niño llora.

      Un hombre que miraba, creo que se llama Epicuro dice:
      ¿El padre está dispuesto a prevenir el golpe que sufrió el niño pero no puede? Entonces no es omnipotente.
      ¿No está dispuesta a prevenir el golpe? Entonces es perverso.
      ¿Está dispueto a prevenirlo pero además puede hacerlo? Entonces ¿por qué llora el niño? ¿no será que no está dispuesto a prevenirlo ni tampoco puede hacerlo? Entonces, ¿por qué le llamamos padre?

      Por supuesto, Epicuro cree que un niño puede aprender todo en la vida sin caerse nunca y que si algún riesgo corre entonces el padre debe inmediatamente intervenir. Pero, si el padre interviniera siempre… ¿aprendería realmente el niño a caminar? Las aves y casi todos los animales entienden eso porque precisamente así enseñan a sus crías a progresar… bueno, Epicuro no lo entiende.

      Si el propósito de un padre es darnos todo lo que necesitamos y evitarnos todo sufrimiento ¿qué clase de vida es esa? ¿no sería la misma que un ave en una jaula a quien se “protege” con barras de hierro y a la cual se da la comida en una bandeja? Dios nos hizo libres para obrar por nosotros mismos, pero también para ser responsables de nuestras decisiones. El precio de la libertad a veces es el sufrimiento, porque así como somos libres para hacer el bien también lo somos para hacer el mal. Porque, piénsenlo ¿cuántas maldades en el mundo son ocasionadas por el propio hombre? ¿cuántas personas inocentes mueren porque a alguien se le ocurrió manejar ebrio? ¿cuántos mueren por un desastre porque deciden (mal) no hacer caso a las advertencias? Pero por supuesto, es más fácil culpar a Dios que reconocer que somos nosotros mismos los causantes de nuestra desgracia. Imagino que debe ser como el niño que en el suelo grita ¿por qué papá, por qué no me sujetaste? ¡eres malo! solo con el tiempo uno se da cuenta que precisamente porque nos amaba nuestro padres estuvo dispuesto vernos sufrir un poco para poder disfrutar después de la alegría de nuestros propios logros.

      Saludos.

      Comentario por rick4hunter | junio 21, 2011 | Responder

  2. Tal vez la cuestión es de tamaño, de poder de procesamiento y de procesos de aprendizaje.

    Tamaño: alguna vez te pones a preocuparte sobre lo que sentirán los ácaros que viven en las alfombras de tu casa cuando les pasas por encima o los succionas con la aspiradora?

    Poder: los efectos causados por nosotros sobre el universo circundante son tan ínfimos que ni siquiera podríamos decir que son el “blip” provocado por una mosca a 10 mil kilómetros de distancia en un radar militar. Cuándo un ser tan poderoso nos notaría? Cuando hagamos olas lo suficientemente grandes.

    Aprendizaje: Todo padre responsable y sensato, nos deja aprender y volar solos. No nos puede llevar de la mano por siempre, aunque nos de miedo, aunque cometamos errores, aunque perdamos a veces el camino, aunque tropecemos y hasta podamos rasparnos las rodillas. Lo que para nosotros es monumentalmente importante, a nivel cósmico no es relevante y no cambia en nada las cosas. Al menos no desde donde yo lo veo.

    A veces pienso exactamente eso: Tuvo que haber un creador, una poderosísima inteligencia que organizó la forma en que funcionan las cosas, pero se fue y no nos presta atención. Tal vez no estamos listos para hablar cara a cara con semejante ser, pero creo que nos ha dado con qué llegar a su encuentro… las mentes privilegiadas y geniales del planeta tierra son una prueba de ello.

    Por qué no puedo ser ateo? Es simple. La culpa la tienen maravillosos artilugios tecnológicos hechos por nosotros, que no salieron de un yacimiento , ni de una mina, ni crecieron en un árbol como mi iPod, un Bentley, un reloj Rolex, la Estación Espacial Internacional. Todo eso requirió una inteligencia que lo desarrollara y una voluntad y una fuerza que lo fabricaran. Nada de eso se hizo por accidente. Nosotros y nuestro universo son infinitamente más perfectos… por qué se iban a hacer solos, de la nada? Tuvo que haber algo. El hecho de no poder verlo no me permite afirmar que no exista.

    Comentario por Alejandro León Cálad | marzo 3, 2010 | Responder

  3. El problema de Marx es que visualiza la religión desde su lado más negativo, es decir, como una ideologia para mantener oprimidos a los pobres que es lo que hacía la jerarquía corrupta de la iglesia en esa época. La pregunta es ¿es esa la religión original? No, así de simple y así de equivocda fue visión pesimista de Marx sobre la religión.

    Y al final ¿qué ha legado Marx para cambiar eso? millones de rusos muertos de hambre gracias a la interpretación ideológica que él planteó, otros millones en todo el mundo muertos por no pensar como los jerarcas corruptos que se decían seguidores de Marx pero que solo velaban por sus intereses. Las coincidencias entre el socialismo corrupto de ambición y de poder con la religión decadente que conoció Marx no son al azar.

    Por supuesto, nosotros tenemos la ventaja de mirar desde la perspectiva del tiempo. Pero precisamente por esa ventaja no debemos caer en el mismo error de Marx o de cualquier otro. Un mundo nuevo no se construye sobre el pesimismo sino sobre el optimismo. No solo la denuncia de “las injusticias del mundo” sino la confianza en que tenemos el poder para cambiar las cosas.

    Precisamente eso era la religión original, las “buenas nuevas”, pero claro, para entender eso hay que leerse la Biblia con la misma voluntad que se leen los libros socialistas, que hay muy buenos y bien intencionados también.

    El mensaje siempre fue que el verdadero cambio no proviene del poder político, las fuerzas económicas, el control de los medios de producción ni nada de esas cosas porque todo puede corromperse porque al fin y al cabo el ser humano es corruptible. Cambiar el exterior no resuelve las cosas. La religión bien entendida transforma el interior de las personas y ellas luego pueden cambiar el mundo hacia algo mejor de lo que recibimos.

    Comentario por rick4hunter | junio 21, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: